Montes del Sella

Montes del Sella

Recorre el corazón más natural de Parres y descubre la ribera del Sella. La versión más cicloturista, de la conocida marcha Bike Maraton Montes del Sella.

Dificultad:
3/5
(3)

Descripción

El arraigo a la MTB en el concejo de Parres, tiene su máximo exponente en la Bike Maraton Montes del Sella. La diversidad geografía, la riqueza rural y el río Sella, hacen posible un paraíso cicloturista para la bicicleta de montaña. Queriendo resumirlo, en esta preciosa versión de Montes del Sella.

Arrancamos desde la zona del polideportivo Javier Hernanz, por carretera, aunque enseguida nos desviamos en un single track, que nos obliga a despertar encima de la bicicleta. Llegados a Romillo, compartimos ruta con el Camino de Santiago y Camino a Covadonga, en la red de Caminos Naturales pasando por la capilla de San José. Pistas rurales entre bosques y caseríos, de manera ascendente, que nos llevan hasta San Martín de Bada. Una bonita y rápida bajada de 2km, nos harán disfrutar de los colores de la vegetación.

Amplios valles del río Mampodre, explotaciones agrarias, ganadería diversa, huertas y algún hórreo, son nuestras vistas, a la vez que cogemos altura por caminos rurales y posteriormente a una pista forestal. Hasta llegar a la zona más alta de la ruta, pasado Lago. Imposible no fijarse, en el banco que mira al valle del río Sella, Cangas de Onís y Picos de Europa. Un nuevo valle de verdes prados, siempre por pistas, nos cruzará con hórreos y paneras, típicos asturianos, en Vallubil y la Roza de Parres.

Un pequeño sendero metido en el bosque de la Casellina, realzado por el paso de ganado y la ausencia total de civilización, nos hará emerger sensaciones. Que volverán a sentirse, en el descenso a Dego. Lanzándonos por una antigua pista forestal y precioso bosque de abedules, en la parte más técnica del recorrido. Más de mitad de la ruta hecha, pasamos la fuente del Cantu de Aballe, para juntarnos a la orilla del río Sella y disfrutar su compañía los próximos kilómetros.

Cruzamos el puente romano de Cangas de Onís, para cambiar de orilla y continuar por la preciosa senda a Villanueva. Población rica en arquitectura tradicional, que merece la pena disfrutar. Un estrecho, curioso y húmedo sendero, marcado por el tránsito de buggies, da paso a un camino muy pedregoso. Cambiante y trabajado, en función del nivel del río y que, habrá que tener cuidado en crecidas. Preciosa esta ribera, que finaliza en el monasterio de San Pedro de Villanueva.

Finalizando la ruta, sólo nos queda atravesar la Vega de los Caseros y coger el camino de la Reina, una pista ancha y abierta, por Los Coros. Dejando atrás los Picos de Europa al fondo y encontrándonos, la sierra del Sueve. De nuevo en Romillo, sólo tenemos que volver por el pequeño sendero inicial o dejarnos caer por la carretera a Arriondas. Una ruta para disfrutar, sin exigencias técnicas y con multitud de detalles a explorar.

Localización

Mapa y perfil

Recomendaciones

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email